Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 18, 2011

Yamato-damashii

WAZAWAI wo tenjite fukuto nasu. "Cambiando la desgracia, se pasa a la fortuna". Este proverbio japonés explica que, a pesar de estar pasando por una adversidad, uno debe ingeniárselas para encontrarle el lado positivo a esa situación y así reanimarse.

Ayer sábado, a las cinco de la tarde, Kyoko, su marido Javier, y sus dos hijos, Naoki y Hayato, disfrutaban con la familia y unos amigos en una casa rural de Astiz. "Yo soy una japonesa atípica, más española que mi marido", indica riendo. Kyoko, que significa "respeto", conoció a su marido, Javier, hace 17 años en la Universidad de Navarra. "Terminé Económicas en Japón, trabajé un tiempo en una empresa y pedí un año de excedencia. Tenía 26 años. Quería aprender español y me aconsejaron esta universidad". El último día de este curso conoció a Javier, su marido, un hombre muy interesado en todo lo referente a la cultura oriental. Kyoko regresó a su país. Durante dos años mantuvieron una relación de a…