Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

La esperanza es el sueño del hombre despierto

Es mejor viajar lleno de esperanza que llegar...
 Para disipar una duda, cualquiera que sea, se necesita una acción (Thomas Carlyle)

Es difícil crear ideas y fácil crear palabras.
El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él.

                       Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

                    Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor (Albert Einstein)



  Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol (Martin Luther King)

A veces tenemos que perder las cosas para entender la importancia que tienen.


           Nada que se consiga sin pena y sin trabajo es verdaderamente valioso.


Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar (Churchill).





Disculpen las molestias...

"Disculpen las molestias, esto es una revolución" (Subcomandante Marcos)

Una abuelita de nueve años

Chelsy una perra "abuelita". Tiene nueve años. Llegó hace tres semanas a la Sociedad Protectora de Animales de Mutilva Baja. Alguien la abandonó en la cuneta de la autovía en Madrid. Una voluntaria de la protectora, que casualmente circulaba en ese momento, la recogió, y la trajo al centro. Estaba muy asustada. Hoy, Chelsy espera nerviosa en la jaula nº8. Los voluntarios la definen una "perra 10". Un animal hogareño "que no merece terminar sus días entre rejas".
Chelsy también conforma un número: el 333. Una cifra esperanzadora que corresponde al total de perros que esta protectora "salvó" durante el 2010. "Nuestro objetivo es cero sacrificios", señala Oihana Cervantes -presidenta-, "y lo estamos logrando", apostilla. "Han aumentado los abandonos y las adopciones. Cada día es verano en este lugar. Todos los días se abandonan perros y gatos", sostiene, preocupada ante el incremento, "lo que más lamen…

El anagrama de ETA junto al altar

"Impotencia. ¿Qué vas a hacer? Lo han pintado frente al altar. Es la segunda vez que nos colocan el anagrama de ETA en la fachada de la iglesia, y en la misma entrada al pueblo. Con lo bonito que lo tenemos. No hay derecho...". Las palabras desde el anonimato de esta vecina de Arbizu recuerdan que todavía existe miedo en pueblos del País Vasco y Navarra. Y así lo confesaron ayer algunos lugareños de esta localidad enclavada en mitad de la Barranca, a escasos 40 kilómetros de Pamplona: "Nos da miedo borrarla. Es lo que suele suceder en este pueblo", añade otra vecina, que también prefirió mantenerse en el anonimato. El emblema terrorista, que da la bienvenida al visitante, mide aproximadamente cuatro metros de alto por dos de ancho. Es perfectamente visible desde la carretera secundaria si se circula de Pamplona."La primera vez que lo pintaron lo dejaron visible más de dos años", expresa indignado uno de los muchos vecinos que pasean por delan…

Entre escombros...

Ventanas cerradas. Oscuridad. Pisos sin ventilar. Polvo, mucho polvo y alguna que otra sacudida. "Bienvenido al corazón de la demolición", parecen sugerir las miradas de los inquilinos de los dos únicos inmuebles que se han salvado de la quema, al abrir las puertas de sus casas. El derribo, que se inició el 11 de mayo, coincidiendo con el terremoto de Lorca, prevé que concluya a finales de junio. Un 11 de mayo que los vecinos del portal nº 12 de la calle Olite no olvidarán fácilmente. No sabían nada del derribo y salieron despavoridos de sus casas al escuchar los primeros rugidos de las máquinas retroexcavadoras. "Pensábamos que estaba sucediendo lo mismo que en Lorca", recuerda Shirley Salazar, una de las vecinas.
Hoy, casi un mes después, no se observan grietas en las paredes, pero los suelos de estas viviendas bailan a ritmo de mordisco de cizalla. "Se mueve todo", expresan con temor, "sobre todo por las mañanas, al encender las máqu…

La ausencia es negra y roja

"La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano", dijo el escritor francés Víctor Hugo. Es sábado, 4 de junio. El interior del Ayuntamiento de Funes es un reguero de gente a toda prisa buscando un baño. Acaban de llegar de viaje. Todos lucen un "pañuelico" rojo anudado en el cuello y hablan un castellano con distintos acentos. A todos, sin embargo, les une un mismo sentimiento. Una añoranza. Un hogar: Navarra. Son las 10.50 horas de la mañana. Funes se convierte así en el corazón de la Comunidad foral. Es el Día del Navarro Ausente. Un acto festivo en el que la Federación Nacional de Hogares Navarros organiza cada año. Un encuentro dedicado a los navarros que viven fuera. Un reencuentro con la historia, las costumbres y las tradiciones de Navarra. A esta hora, envueltos por el largo repique de las campanas y la risa de un sol tibio, el de Víctor Hugo, desfilan animados los semblantes de cientos de navarros ausentes -la organización apunt…